viernes, 12 de diciembre de 2014

húmedas confesiones.

Esto que hoy cuento pasó hace unos años y aon experiencias que se graban en la mebte y de las que se guarda un inmejorable recuerdo. Deseos que se piensan y acaban haciéndose realidad.
Hace diez años, solía entrar por algún chat para matar el tiempo y dió la casualidad que congeníe con María. Era algunos años mayor que yo y casada, pero eso no impidió que charlaramos y quedaramos por el messenger donde el tiempo volaba estando juntos. La confianza iba a más al igual que las conversaciones, poco a poco ibamos expresando nuestras fantasías,  deseos que se mezclaban con ensoñaciones en las que ambos participabamos.
Tras meses de charla decidimos quedar y poder hacer realidad aquellas fantasías quw nos envolvían en nuestras conversaciones. Ella vivía cerca de la costa y yo en Madrid, decidimos  quedar en un lugar intermedio, elegimos Albacete. Solo faltaba concretar cuando, ya que ella al estar casada lo tenía más complicado. Tras varias semanas planeandolo pudo por fin encontrar la excusa para poder quedar conmigo. A su marido le dijo que iba a visitar a una amiga de juventud que no atravesaba por su mejor momento.
Por fin todo estaba listo en pocos días estaríamos frente a frente.....
(Continuará)

6 comentarios:

  1. Son bonitos esos previos, toda la excitación de cada paso que se da, atrasando, adelantando, sugiriendo, las charlas, todo como bien has dicho, se queda en la memoria. Esperando la continuación
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que recuerdo esos momentos y siento ese cosquilleo que me recorrió en su momento. Pronto escribiré lo ocurrido.
      Bss

      Eliminar
  2. Interesante. ... te sigo con ccuriosidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no defraudar.
      Bss y gracias por leerme

      Eliminar
  3. Si todavía, pasado el tiempo, eres capaz de sentir ese hormigueo... es que fue importante.
    Beso de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, fue como un despertar, algo que me cambió y una experiencia compartida muy intensa que mereció vivirse. Bss ;))

      Eliminar

Me gusta saber que has estado aquí...